domingo, 9 de octubre de 2016

Yuna's world #6 [Club Minireaders]: Siete películas que marcaron mi infancia

Durante mi infancia vi mil y una películas. Me encantaba el cine, iba apuntando maneras. Hoy quiero hablaros de siete películas en concreto que vi mil veces, que me encantaron, que me acompañaron, y que aún hoy me siguen sacando una sonrisa.

A pesar de pertenecer a la sección Yuna's world, entra también en el Club Minireaders, ya que son películas infantiles que me encantaría que compartiérais con los más pequeños. Con esta entrada comienza una serie de "tops 7", en los que os hablaré de esas pequeñas cosas que me han hecho ser como soy. ¡Espero que os gusten!

Sin más, empezamos con estas siete películas que marcaron mi infancia.


1. En busca del valle encantado.
Esta saga, que comenzó allá por 1988, me hizo aprender los nombres de muchísimos dinosaurios, y aprender valores como la amistad y la lealtad. Y es que quién no ha cantado las canciones de Piecito y sus amigos a lo largo de sus catorce (si, catorce, ¿no os parecía que siempre pasaba algo nuevo?) películas. Sin duda, un clásico que no debería perderse.



2. La espada mágica.
Creo que puede ser una de mis películas favoritas. Camelot, la espada de Merlín que se pierde, una chica valiente y un mundo de fantasía que te sumerge de principio a fin. No podrás evitar reir, tengas la edad que tengas. Por no hablar de la banda sonora, con algunas de las canciones más bonitas que he escuchado. En 1998, Warner hizo esta película que, al menos en España, colaboró con la ONCE, al ser su protagonista masculino ciego.
No he podido evitar dejaros una de las canciones de la peli, puede ser la más romántica del cine de animación. O quizás es que yo no soy muy objetiva, ¡vosotros me diréis!

3. El jardín mágico de Stanley
Quizás esta película no os suene a muchos, ya que apenas la pusieron en la tele. Un pequeño troll bueno que acaba en Central Park, donde las plantas están tristes debido a la polución. La felicidad que me daba ver cómo Stanley hacía su magia y creaba flores donde no las había no la cambio por nada.
Desde aquí hago una petición a Warner para que la saque en DVD. Que si, que dicen las críticas que era muy mala, pero os aseguro que a los niños nos encantó. Y que si no quieren sacar una tirada, al menos que me la regalen a mi.


4. FernGully: Las aventuras de Zack y Crysta
¿Sabéis de esas películas que tus padres llegan a odiar por todas las veces que las pones? Pues esta es una de ellas. Al principio, todos son risas, hasta que la pones 10 veces en el mismo día y hasta el canario del vecino se sabe los diálogos. Pero es que esta película que enseña a amar a la madre naturaleza lo vale.
También hay que decir que la versión en castellano está completamente doblada por una sola persona, el actor y humorista Ángel Garó (que también pone voz a nuestro amigo el troll Stanley), y eso hace que su mérito aumente. Un divertido largometraje que divertirá a todos.

5. La princesa Cisne
En 1994 llegaba a nuestras vidas la única película de princesas que me gustaba, y todo por los personajes secundarios. La historia de una princesa a la que un malvado secuestraba no me llamaba demasiado, pero la rana, la tortuga, el loro, la secuaz y los distintos personajes secundarios hacían que no parara de reír. Además, las canciones eran muy pegadizas, y de ahí saqué bromas con mis padres que aún hoy seguimos utilizando. ¡Buenos ratos asegurados!

6. La señora Doubtfire
Sin llegar a entenderla del todo, ya desde bien pequeña esta señora de grandes gafas y envidiable cardado me llamaba mucho la atención. Un espléndido trabajo de Robin Williams en el que, tras separarse de su mujer, comienza a hacer todo lo posible para no dejar de ver a sus hijos.
Al ver ahora la película, le doy un significado completamente distinto, pero por aquel entonces me divertía viendo cómo imitaba, cambiaba de personajes, y cómo repartía cariño entre sus hijos. Una muy buena lección de amor en familia.

7. Mentiroso compulsivo
Quizás sea en esta película cuando me enamoré de Jim Carrey. Sus divertidas muecas llenan ese rato de cine en familia de diversión para todos, con un mensaje claro: si prometes algo, tienes que cumplirlo.
La garra nos ha marcado la vida a muchos, y ahora que tengo un sobrino precioso (y otro en camino), aprovecho ese pequeño truco para hacerle cosquillas.


¡Y aquí lo dejamos por hoy! El orden no es realmente importante, ya que eso es realmente difícil para mi, pero si os falta alguna por ver, ya estáis tardando.

1 comentario:

  1. Hola, vengo desde la iniciativa Blog asociados y me ha gustado mucho tu blog. Me pasaré con más tranquilidad próximamente.
    Te sigo desde: http://mundos-de-pluma-y-papel.blogspot.com.es/
    Un saludo!

    ResponderEliminar

¡Tu comentario hace crecer el blog! Gracias por compartir lo que piensas ❤